La fundición de aluminio o zamak por gravedad sigue siendo el sistema más artesanal de fundición. Aunque con el paso del tiempo y la evolución de la industria también se ha ido mecanizando, sigue siendo fundamental en ella la mano de obra cualificada.

Este tipo de fundición es llamado así debido a que el metal fundido es vertido dentro de un molde metálico (coquilla) o un molde de arena, preparado a partir de un modelo previo. El metal líquido cae así por su propio peso dentro del molde de arena, donde después lo dejaremos enfriar hasta su completa solidificación, para finalmente extraerlo y proceder a su acabado final.

Proceso de fundición de aluminio o zamak en molde de arena

En la fundición de aluminio o zamak con moldeo manual en arena química se pueden utilizar distintos tipos de arena mezcladas con resinas y acelerantes. En Alba-Aljama trabajamos con arenas de sílice de distintas granulometrías en función del acabado requerido.

Mediante mezcladoras continuas de arena obtenemos una mezcla de estos materiales lista para cubrir el modelo de arena.

Pasadas unas horas (el tiempo variará en función del acelerante), ya podremos desmoldear el modelo y preparar la caja de arena para su fundición.

Paralelamente al proceso de preparación del molde, también tenemos que tener el material a fundir listo para colar en el molde. Se aplican algunos procesos como el desgasificado o afinado, además del control de la temperatura.

Finalmente se funde la pieza y se deja solidificar para luego extraerla y realizarle cualquier acabado post-fundición requerido por el cliente.

Ventajas del moldeo en arena para la fundición de aluminio o zamak

Una de las grandes ventajas de la fundición de aluminio o zamak con moldeo en arena es que las posibilidades de tamaño y formas son muy amplias, habiendo fabricado ya piezas de más de 4 metros de longitud como se pueden ver en nuestra galería de imágenes.

En aluminio podemos fundir piezas de hasta 3 toneladas de peso y hasta practicamente 10 toneladas de peso en Zamak.

Otra de las ventajas es que permiten la colocación de insertos metálicos o serpentines.